Manteca de Karité

El Karité (Vitellaria paradoxa o Butyrospermum parkii) es un árbol que se encuentra en la zona central del continente africano. Pertenece a la familia de las Sapotaceae. Puede llegar a alcanzar los 15 metros de alto y vivir durante 3 siglos. El diámetro de su tronco puede llegar hasta los dos metros.

  • De su fruto con forma de una gran almendra se extrae una grasa vegetal denominada “Manteca Karité”.La elaboración empieza con la recogida y el lavado de la almendra. A continuación, se trituran, se tuestan (según el procesado no siempre se lleva a cabo la fase de tueste, lo que contribuye a preservar mejor las propiedades de la manteca) y se pasan por un molino para obtener una pasta marrón muy líquida.

    Esta pasta se ha de batir a mano para separar la mantequilla del resto de componentes en la superficie del líquido. La mantequilla resultante se lleva a ebullición y se filtra varias veces, separando las impurezas, hasta que se consigue un producto limpio de color miel (dependiendo de la fase de tostado).

    La manteca comúnmente usada para productos cosméticos es de color blanco marfil y tiene un olor relativamente fuerte. Se puede encontrar manteca de Karité refinada, menos olorosa y con un tono más blanquecino.

Propiedades tradicionales en Cosmética Natural

  • La manteca de Karité actúa recubriendo la piel con una película invisible que evita la deshidratación y la protege de las agresiones externas, como el sol (incluyendo las rojeces provocadas por la exposición solar) o la exposición a temperaturas extremas. Es un ingrediente esencial en nuestra Crema Hidratante Protectora.
  • Es muy eficaz para detener el envejecimiento cutáneo, a la par de su gran potencial de regenerar la piel y calmar las pieles irritadas. Debido a que el karité estimula el metabolismo celular y ayuda a cicatrizar la piel dañada.
  • Por si fuera poco, también es rico en componentes antioxidantes. Para nosotros, es indispensable en la formulación de productos antienvejecimiento como Crema Antiedad y Sérum Para Ojos y Labios. A la par que en productos para tratar la piel dañada como el Bálsamo de Caléndula.
  • El karité es una manteca viscosa a temperatura ambiente, pero se funde con facilidad al aumentar ligeramente la temperatura. A parte de sus valiosas propiedades, es muy importante en la fomulación de Cosmética Natural, ya que permite obtener texturas finas y agradables.